COMPARACION ENTRE JESUS Y SOCRATES

jesus_ws.jpgAl analizar la apología de Sócrates, podemos encontrar una gran cantidad de temas, entre ellos elegí uno que para mi tiene gran relevancia, la enorme similitud existente entre las vidas de Jesús y Sócrates, si bien, en contextos diferentes, coincidentes en actitudes similares, las cuales van dejando una senda que abre el camino a generaciones posteriores para una reevaluación y transmisión de su mensaje. El análisis que voy a realizar será enfocado en el juicio, en la sumisión ante su destino y ante la divinidad

A fines de invierno del año 399 a.c, se daba inicio al proceso de examen de las acusaciones que sobre un tal Sócrates habían presentado tres ciudadanos: Anito, Melito y Licón. El proceso estaba dentro de los parámetros normales de la época y Sócrates, aunque con serias desventajas, tenía la posibilidad de salir casi intacto,¿qué fue entonces lo que hizo que Sócrates, conocedor de su situación, acometiera contra los jueces no dejándose escapatoria?, si bien parece un error, Sócrates tenía claro que con ese juicio se cerraba su destino, no porque la inexperiencia (lo que no significa falta de sagacidad) de Melito fuera un obstáculo insuperable, si no al parecer, por el cumplimiento de causas superiores.

“¿Por qué han venido ustedes con espadas y con palos a arrestarme como si yo fuera un bandido?. Todos los días he estado entre ustedes enseñando en el templo, y nunca me arrestaron, pero esto pasa para que se cumplan las escrituras” .

socrates.jpgCon estas palabras comienza el arresto de Jesús, palabras muy semejantes a las enunciadas por Sócrates en su defensa, si bien, ambos juicios son diferentes en forma, en los puntos clave son muy parecidos. Sócrates, de manera muy similar a Jesús, dice estar en ayuda de una divinidad, ya que esta, al hacer la declaración de la sabiduría de Sócrates, llama al resto de los humanos a ser como él. Jesús también es llamado a portar un mensaje, y desde su persona también parte la imagen de un modelo lleno de virtudes a seguir.

Remitiéndonos al juicio, podemos caer en cuenta de que ambos personajes son por su propia idea y por la idea de sus acusadores una razón o un motivo para una reacción en la sociedad. Jesús y Sócrates fueron condenados a muerte como escarmiento para los sectores de la sociedad que representaban o mejor dicho, a los que fueron incorporados, Jesús al grupo de los alborotadores religiosos y al grupo de los zelotas; Sócrates al grupo de los sofistas y los physicos. La serenidad de su recibimiento de la condena de muerte, se debe de una asimilación de ella a un objetivo mayor, Sócrates, al objetivo de mantenerse firme en sus virtudes y así, de ese modo ser un ejemplo de hombre virtuosos, lo cual fue comprendido por algunos de sus seguidores; y, a su vez Jesús, el objetivo de la redención de todo el que creyese en él. Esta convicción explica en parte las respuestas condenatorias que ambos dieron en sus respectivos juicios. Sócrates, ante la pregunta de cual debería ser su castigo, dio la siguiente respuesta “Soy digno de algo bueno, señores atenienses, si es que debo proponer algo realmente conforme a mis merecimientos. ¿Cuál puede ser este bien que me convenga a mi, benefactor pobre que debe vivir en el ocio para poder exhortaros?, no hay nada, varones atenienses, que le convenga tanto como ser mantenido en el pritaneo” . Si Sócrates hubiera dado para si cualquier otra condena, esta seguramente hubiera sido aceptada, pues los jueces tenían la posibilidad de elegir entre la pena dada por los acusadores y la dada por el acusado, si partimos por el hecho de que la pena de los acusadores era excesiva, nos daríamos cuenta que incluso una pena de bajo nivel tenía grandes posibilidades de ganar contra ella, ¿Pero por qué Sócrates debía negar lo que el creía recompensa necesaria para sus meritos?, al dar una premiación como alternativa contra la pena impuesta por los acusadores, a los jueces no les quedo mayor opción que condenarlo a muerte. Jesús por otra parte recibió la siguiente pregunta, “¿Así que tu eres el hijo de Dios?” , a lo que Jesús le contesto “Ustedes mismos han dicho que lo soy” , si simplemente hubiera negado su divinidad, el juicio hubiera terminado en ese mismo momento, pero el hecho de acreditarse hijo de Dios fue razón suficiente para su condena ante la Junta Suprema, ¿Pero por qué Jesús debería haber negado su naturaleza divina ante ellos?.

Ambos personajes tienen una mirada resignada hacia su destino y sin olvidar el miedo y el sufrimiento que ambos sintieron a lo largo de su vida, la visión de la muerte como una puerta abierta a una nueva etapa, en todo sentido mejor que esta, es uno de los puntos mas significativos dentro de la comparación.

Es necesario mas espacio para abarcar este tema a fondo, pero a través de las pinceladas dadas se puede llegar a comprender que las semejanzas son significativas. Puede ser que la figura de Sócrates haya inspirado cualidades sobre la de Jesús, impuestas estas por los evangelistas para elevar el nivel virtuoso de la figura del cristo, al igual como el propio Platón las pudo haber impuesto en Sócrates. Cabe la posibilidad también que los personajes mencionados sean obra de la necesidad de satisfacción de las carencias de los pueblos en que se originaron, viendo en sus figuras casi míticas la postura del equilibrio.

En conclusión, sea cual sea la base de su parecido, este rebosa de virtuosidad, señalando en ellos arquetipos de personas correctas, inalcanzables en cierto modo, pero dignas de seguimiento, las cuales con el ejemplo del apego a su propia
Ideología, marcaron el paso a seguir en su cultura de origen e igualmente, en la nuestra
http://www4.loscuentos.net/cuentos/link/192/192653/

Anuncios

octubre 9, 2007. General. 1 comentario.

Pag 74-79

Opino que el area de los sofistas es un preambulo para poder acercarnos a la demas informacion que nos proporcionara el libro.

El tema de los sofistas, lo vi en  la preparatoria en filosofia, y me guato muccho, por que lo considero muy interesante.

Y ademas concuerdo mcho con las ideas de SOCRATES, ya que le gustaba escuchar a la gente y aprender de ella, asi como CONVERSAR y no  ENSEÑAR, por que le gustaba platicar con la spersonas, pero al final hacerlas dudar de su propia postura y de esa manera poder ver dos opciones o puntos de vista sobre ese tema.

octubre 4, 2007. General. Deja un comentario.

SOCRATES ***Yo sólo sé que no sé nada.***

*El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarlo, se sabe el valor que tiene.

 

*Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.

 

*Cuatro características corresponden al juez: Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.

 

*Las almas ruines sólo se dejan conquistar con presentes.

 

*Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta.

 

*La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia

 

*Habla para que yo te conozca.

octubre 4, 2007. General. Deja un comentario.

SOFISTAS

image849.gifSofistas (del griego sophia (σοφια), “sabiduría” y sophos (σοφοσ, “sabio”). En la Grecia clásica, se decía de quien hacía profesión de enseñar la sabiduría. Tabla de contenidos 

Sophos y Sophia en sus orígenes denotaban una especial capacidad para realizar determinadas tareas como se refleja en La Ilíada (XV, 412). Más tarde se atribuía a quien disponía de “inteligencia práctica” y era un experto y sabio en un sentido genérico. Sería Eurípides quien le añadiría un significado más preciso como “el arte práctico del buen gobierno” (Eur. I.Á.749) y que fue usado para señalar las cualidades de los Siete Sabios de Grecia. Sin embargo, al transcurrir el tiempo se produjeron diferenciaciones en cuanto al significado de sophos: por una parte Esquilo denomina así a los que dan utilidad a lo sabido, mientras que para otros es al contrario, siéndolo quien conoce por naturaleza. A partir de este momento se creará una corriente, que se aprecia ya en Píndaro, que da un significado despectivo al término sophos asimilándolo a “charlatán”. En Ulises ya aparece sophón como “ingenioso”. Por contra Eurípides llama a la sophía “listeza” y al sophón “sabiduría”, tratando con ello de diferenciar la intensidad y grado de conocimiento de las cosas que tienen respectivamente los hombres y los dioses. El verbo sophídsesthai, “practicar la sophia” sufrió una evolución similar al terminar por entenderse como “embaucar”. La derivación sophistes[1] se dio a los Siete Sabios[2] en el sentido de “filósofos” y así llama Herodoto a Pitagoras, a Solón, y a quienes fundaron el culto dionisiaco. También se llamaba así a los mousike y a los poetas[3] y, en general, a todos los que ejercían una función educadora. El uso peyorativo empezó a tomar forma en el siglo V a.C., coincidiendo con la extensión del uso del término a los prosistas. El momento coincide con un incremento de las suspicacias de los atenienses hacia los que mostraban una mayor inteligencia[4]. Isocrates denostaba que el término “hubiera caído en deshonor” y Sófocles lo atribuye al hecho de que los educadores y maestros recibieran una remuneración por su trabajo.[5]. Esta es la tesis más extendida en la actualidad. No obstante, era aceptado en la Grecia Antigua que los poetas cobrasen por sus servicios. El desprecio con el que los sofistas eran tratados en ocasiones no nacía del hecho mismo de recibir remuneración[6], sino de hacerlo, sobre todo, por la formación en el llamado areté, el arte de la política y la ciudadanía, que incluía todas las técnicas persuasivas para hacerse un lugar en la administración de la polis. Platón criticará a los sofistas por su formalismo y sus trampas dialécticas, pretendiendo enseñar la virtud y a ser hombre, cuando nadie desde un saber puramente sectorial, como el del discurso retórico, puede arrogarse tal derecho. La primera exigencia de esa areté era el dominio de las palabras para ser capaz de persuadir a otros. “Poder convertir en sólidos y fuertes los argumentos más débiles”, dice Protágoras. Gorgias dice que con las palabras se puede envenenar y embelesar. Se trata, pues, de adquirir el dominio de razonamientos engañosos. El arte de la persuasión no está al servicio de la verdad sino de los intereses del que habla. Llamaban a ese arte “conducción de almas”. Platón dirá más tarde que era “captura” de almas. Según algunos autores, no eran, pues, propiamente filósofos. Para quiénes son de esa opinión tenían sin embargo en común con los filósofos una actitud que sí puede llamarse filosófica: el escepticismo y relativismo. No creían que el ser humano fuese capaz de conocer una verdad válida para todos. Cada quien tiene “su” verdad. Por el contrario, hay quién sostiene que sí lo eran, y que las ácidas críticas de Platón corresponden a una disputa por un mismo grupo de potenciales discípulos y a sus diferencias políticas y filosóficas. De Aristóteles provendrá también el sentido peyorativo: sofista es quien utiliza del sofisma para razonar. Los más destacados miembros de la sofística fueron: Protágoras, Gorgias, Hipias, Pródico, Trasímaco, Critias, y Calicles. Como en toda época y grupos, existieron muy buenos y no tan buenos filósofos que se hicieron llamar sofistas. Posiblemente solo unos pocos entendieron bien la causa sofista, mientras que la mayoría se confundieron con la profundidad de un pensamiento que ni siquiera hoy en día ha podido ser entendido por una humanidad que sigue sumergida dentro del obscurantismo. Mientras que en todos los tiempos el hombre siempre ha querido creer que la buena voluntad es suficiente para conseguir la felicidad y conocer la verdad, creyéndose mentiras que no convencen, los sofistas más legítimos, en cambio, siempre se opusieron a creer en lo que no convencía, denunciando y refutando a los que intentaban poner fe en ilusorias verdades, lo que frustraba enormenente a sus competidores, provocando que los odiaran y persiguieran. Por ejemplo, mientras que unos querían creer que sí era posible crear el mundo justo de las ideas, los sofistas les hacían ver que lo que ellos entendían por justicia no eran más que injusticias que no llevarían al hombre a ninguna liberación, por lo que los que inventaban “el bien” terminaban por perseguir a los que no podían convencer con lo que no convencía. Últimamente, el “sofismo” ha sido reivindicado en el Siglo XX por autores como Fernando Savater; así como a inicios del Siglo XXI, por los nuevos seguidores del ultrapespectivismo o estancialismo (metafísica del Estar).

octubre 4, 2007. General. 1 comentario.

HERMES

En esta parte, sofia conoce al nuevo mensajero, que es un peero raza labrador llamado, Hermes, quien es el que mojaba las cartas y les hacia pequeñas incisiones.

Creo que la idea del filosofo, de que el mensajero sea un perro es muy buena, por uqe de esa forma, Sofia no lo podria presionar, para saber quien es el filosofo.  Y el nombre es muy adecuado con su labor, ya que como comenta Hermes era el mensajero de los dioses-

labrador_puppy_yellow_tongue.jpg

octubre 2, 2007. General. 1 comentario.

PAGINAS 68-73

En esta parte del libro, Sofia se encuentra uan carta pequeña, donde le filosofo le da respuesta sus cuestionantes, y del mismo modo, le platea 4 preguntas.

*¿existe un pudor natural?—-> Creo que el pudor es algo creado por la sociedad en la que nos desarrollamos y pues no tiene nada que ver, si es natural o no, por que si la sociedad no te dice que esta mal o no, tu nunca lo sabrás.

*mas sabia es la que sabe lo que no sabe—> creo que eso es muy cierto, por que dicen que entre mas conoces, descubres que eres mas ignorante, entonces concuerdo con esto

*la verdadera comprension viene de adentro—> eso es muy cierto, por que no importa lo que digan las personas o sociedad, ya que si uno tiene una idea firme sobre algo, siempre mantendra firmes sus convicciones y no dejara que se vean modificadas por otro, por que es su opinion y es muy valida y respetable

*quien sabe lo que es correcto, también hara lo correcto —> eso depende mucho de cada persona, por que yo puedo saber  que eso es bueno, pero sino quiero hacerlo, por que no me conviene, lo elimino y tomo otro camino. aunque  si observamos que podemos obtener mejores beneficios con algo correcto, no es bueno desaprovechar la ocasion

octubre 2, 2007. General. Deja un comentario.

JURAMENTO HIPOCRATICO

jur.jpgJuro por Apolo el Médico y Esculapio y por Hygeia y Panacea y por todos los dioses y diosas, poniéndolos de jueces, que éste mi juramento será cumplido hasta donde tenga poder y discernimiento.
A aquel quien me enseñó este arte, le estimaré lo mismo que a mis padres; él participará de mi mandamiento y si lo desea participará de mis bienes. Consideraré su descendencia como mis hermanos, enseñándoles este arte sin cobrarles nada, si ellos desean aprenderlo..
Instruiré por precepto, por discurso y en todas las otras formas, a mis hijos, a los hijos del que me enseñó a mí y a los discípulos unidos por juramento y estipulación, de acuerdo con la ley médica, y no a otras personas.
Llevaré adelante ese régimen, el cual de acuerdo con mi poder y discernimiento será en beneficio de los enfermos y les apartará del perjuicio y el terror. A nadie daré una droga mortal aún cuando me sea solicitada, ni daré consejo con este fin. De la misma manera, no administraré a la mujer supositorios para provocarle aborto; mantendré puras mi vida y mi arte.
<marquee> No operaré a nadie por cálculos, dejando el camino a los que trabajan en esa práctica. A cualesquier casa que entre, iré por el beneficio de los enfermos, absteniéndome de todo error voluntario y corrupción, y de lascivia con las mujeres u hombres libres o esclavos.
Guardaré silencio sobre todo aquello que en mi profesión, o fuera de ella, oiga o vea en la vida de los hombres que no deba ser público, manteniendo estas cosas de manera que no se pueda hablar de ellas.
Ahora, si cumplo este juramento y no lo quebranto, que los frutos de la vida y el arte sean míos, que sea siempre honrado por todos los hombres y que lo contrario me ocurra si lo quebranto y soy perjuro. Fin.

octubre 2, 2007. General. Deja un comentario.

HIPOCRATES

En esta parte del libro, nos habla sobre Hipocrates y su relacion con la medicina.

En lo personal, me gussto mucho este tema, por que lo relacione mucho con mi familia, ya que mi papá es medico, y pues al no estar cerca de el me interesó mucho esta parte de la lectura.

Aqui principalmente se habla sobre la medicina, enfermedades y el castigo divino.hipocrates.jpg

octubre 2, 2007. General. Deja un comentario.

EDIPO

de_chirico_edipo_y_esfinge.jpgEdipo es el rey mítico de Tebas, hijo de Layo y Yocasta, que mató, sin saberlo, a su propio padre y desposó a su madre.

Al nacer Edipo, el Oráculo de Delfos auguró a su padre, Layo, que aquel, al crecer, le daría muerte y desposaría a su mujer. Layo, queriendo evitar tal destino, ordenó a un súbdito que matara a Edipo. Apiadado de él, en vez de matarlo, el súbdito lo abandonó en el monte Citerón, colgado de un árbol por los pies. Un pastor halló el bebé y lo entregó al rey Pólibo de Corinto. Peribea o Mérope, la esposa de Pólibo y reina de Corinto, se encargó de la crianza del bebé, llamándolo Edipo, que significa “de pies hinchados” por haber estado colgado. Al llegar a la adolescencia, Edipo, por habladurías de sus compañeros de juegos, sospechó que no era hijo de sus pretendidos padres. Para salir de dudas visitó el Oráculo de Delfos, que le auguró que mataría a su padre y luego desposaría a su madre. Edipo, creyendo que sus padres eran quienes lo habían criado, decidió no regresar nunca a Corinto para huir de su destino. Emprende un viaje y en el camino hacia Tebas, Edipo encuentra a Layo en una encrucijada, discuten por la preferencia de paso y lo mata sin saber que era el rey de Tebas, y su propio padre. Más tarde Edipo encuentra a la esfinge, un monstruo que daba muerte a todo aquel que no pudiera adivinar su acertijo, atormentando al reino de Tebas. A la pregunta de cuál es el ser vivo que camina a cuatro patas al alba, con dos al mediodía y con tres al atardecer, Edipo responde correctamente que es el hombre. La esfinge, furiosa, se suicida lanzándose al vacío y Edipo es nombrado el salvador de Tebas. Como premio, Edipo es nombrado rey y se casa con la viuda de Layo, Yocasta, su verdadera madre. Tendrá con ella cuatro hijos: Polinices, Eteocles, Ismene y Antígona. Al poco, una terrible plaga cae sobre la ciudad, ya que el asesino de Layo no ha pagado por su crimen y contamina con su presencia a toda la ciudad. Edipo emprende las averiguaciones para descubrir el culpable, y gracias a Tiresias descubre que en realidad es hijo de Yocasta y Layo y que es él mismo el asesino que anda buscando. Al saber Yocasta que Edipo era en realidad su hijo, se da muerte, colgándose en el palacio. Horrorizado, Edipo se quita los ojos con los broches del vestido de Yocasta y abandona el trono de Tebas, escapando al exilio.

octubre 2, 2007. General. Deja un comentario.

EL ORACULO DE DELFOS

ora1_0.jpgEl oráculo de Delfos fue un gran recinto sagrado dedicado principalmente al dios Apolo que tenía en el centro su gran templo, al que acudían los griegos para preguntar a los dioses sobre cuestiones inquietantes. Situado en Grecia, en el emplazamiento de lo que fue la antigua ciudad llamada Delfos (que hoy ya no existe), al pie del monte Parnaso, en medio de las montañas de la Fócida, a 700 m sobre el nivel del mar y a 9,5 km de distancia del golfo de Corinto.

De las rocas de la montaña brotaban varios manantiales que formaban distintas fuentes. Una de las fuentes más conocidas desde muy antiguo era la fuente de Castalia, rodeada de un bosquecillo de laureles consagrados a Apolo. La leyenda y la mitología cuentan que en el monte Parnaso y cerca de esta fuente se reunían algunas divinidades, diosas menores del canto, la poesía, llamadas musas junto con las ninfas de las fuentes, llamadas náyades. En estas reuniones Apolo tocaba la lira y las divinidades cantaban.

El oráculo de Delfos influyó en gran manera en la colonización de las costas del sur de Italia y de Sicilia. Llegó a ser el centro religioso del mundo helénico.

La Fócida o Focia es una antigua región del centro de Grecia atravesada por el gran macizo del monte Parnaso. En época de la Grecia clásica una parte de esta región, la que está situada al pie de dicho monte, tenía el topónimo de Pyto (o Pito), en griego Πυθω. Este lugar es el conocido como Delfos, es decir, Pyto y Delfos son sinónimos.

El puerto de Itea era la puerta al mar más cercana a Delfos.

El nombre de Pito fue tomado de la serpiente Pitón (Πυθων) que vivía en una cueva de estos parajes y a la que el dios Apolo dio muerte para apoderarse de su sabiduría y ser él quien presidiera el oráculo. La mitología cuenta que después de dar muerte a la serpiente, Apolo guardó sus cenizas en un sarcófago y fundó en su honor unos juegos fúnebres que se llamaron Juegos Píticos. Más tarde corrió la leyenda de que ese sarcófago se hallaba enterrado debajo del ónfalos, en el templo de Apolo en Delfos. De este nombre derivó el de Pitia o Pitonisa (Πυθια), nombre que se le fue dando a las mujeres que interpretaban las respuestas, es decir el oráculo. Al templo de Apolo se le llamaba también Pition (Πυθιoν) y al mismo Apolo en Delfos se le llamó Apolo Pitio.

El topónimo de Delfos viene de Delfine (Δελφινης), que era el nombre del dragón mitológico que custodiaba el oráculo antes de la llegada de Apolo. A partir del siglo IV adC, se le empezó a llamar Pitón en lugar de Delfine, aunque en esencia era el mismo personaje. Son dos fases sucesivas de la leyenda. Siguiendo el topónimo de Delfine, al templo de Apolo se le llamó igualmente Delfinion (Δελφινιoν).egeoconsultaeloraculo.jpg

octubre 2, 2007. General. Deja un comentario.

Página siguiente »